Menu Screen Reader

Menu Utilidades

Elegir Idioma

  • Imprimir
  • Contactar

Buscador

8

ORIENTACIÓN AL USUARIO

Está usted en:
  • Imprimir

Ayuntamiento y Generalitat impulsarán la política de vivienda en Riba-roja para facilitar el alquiler a jóvenes y familias

Los vecinos de las viviendas propiedad de la Sareb celebran hoy la resolución del juez que reconoce la legalidad de los contratos de arrendamiento.

'URBANISMO' 10 de febrero de 2021

El alcalde de Riba-roja, Robert Raga, acompañado del vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau, han mantenido esta mañana un encuentro con los vecinos de las viviendas de Riba-roja que la Sareb amenazó con una orden de desahucio la pasada semana.

La mediación de ambas administraciones con la Sareb y el trabajo realizado por los abogados de los vecinos y vecinas afectados han fraguado en una resolución favorable para las familias. Esta misma mañana, el auto del juez ratificaba la legalidad de la totalidad de los contratos de alquiler existentes.

Tanto el alcalde como el vicepresidente del Consell se han congratulado de la resolución positiva del juzgado, que da la razón a los vecinos. En este sentido, Dalmau ha manifestado “la necesidad de buscar soluciones de futuro en coordinación con los Ayuntamientos y la Sareb”.

El vicepresidente ha pedido a la Sareb que “renueve los contratos de alquiler el tiempo que haga falta, dada la responsabilidad social que tiene esta empresa con fondos públicos”.

El conseller ha emplazado a los alcaldes de los municipios de Torrent, Alfafar y Riba-roja a una reunión para “buscar medidas a largo plazo que den estabilidad definitiva y tranquilidad a las familias”, ha matizado. “Sin un vivienda digna no somos personas dignas”, ha concluido Dalmau quien reitera la importancia que la vivienda tiene para el gobierno del Botánico.

Durante el encuentro el alcalde le ha trasladado la necesidad de incrementar el parque de vivienda pública para facilitar la emancipación de jóvenes y familias con necesidades. Así, el Ayuntamiento elaborará un Plan Municipal de Vivienda que marque la hoja de ruta de la Agencia Municipal de la Vivienda, que atenderá las necesidades de la ciudadanía en este ámbito.

Por su parte, la Generalitat ha puesto 10 millones de euros en los Presupuestos de 2021 para que los ayuntamientos puedan adquirir inmuebles o rehabilitar aquellos que se encuentren en estructura. Asimismo la GVA podrá incorporar al parque público de viviendas aquellas que negocie con la Sareb.

El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau, ha emplazado a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) a una reunión el próximo lunes junto a los alcaldes de Torrent, Alfafar y Riba-roja de Túria "para buscar soluciones a largo plazo que den estabilidad y tranquilidad a las familias" que residen en alquiler en viviendas propiedad de la entidad.

Alianza entre Ayuntamiento y Generalitat.

Por su parte, el alcalde de Riba-roja, Robert Raga, ha asegurado que "hoy es un día muy importante para este municipio porque se ha construido una alianza entre la Generalitat y el Ayuntamiento" y se ha conseguido que estos vecinos y vecinas "con contratos legales, que pagaban sus alquileres e impuestos, era impensable que fueran desahuciados porque se había producido un cambio de propietario".

Del mismo modo, ha destacado el impulso que la Generalitat, a través de la Vicepresidencia Segunda, está haciendo para solucionar estos problemas de vivienda y ha asegurado que desde el Ayuntamiento se pondrán en marcha los mecanismos para adquirir vivienda e impulsar el parque público municipal.

La promotora de los inmuebles de Riba-roja objeto de intento de desahucio dejó varios pagos a deber y la Sareb adquirió el edificio a través de una subasta judicial con la intención de recuperar las viviendas al considerar que los contratos eran fraude de ley.