Menu Screen Reader

Menu Utilidades

Elegir Idioma

  • Imprimir
  • Contactar

Buscador

8

ORIENTACIÓN AL USUARIO

Está usted en:
  • Imprimir

El alcalde de Riba-roja traslada a la Consellería de Vivienda el expediente del edificio amenazado de desalojo por la Sareb para la búsqueda de soluciones

Raga se reúne con el secretario autonómico para informarle del problema vecinal.

'URBANISMO' 8 de febrero de 2021

El alcalde de Riba-roja, Robert Raga y la teniente alcalde y concejal de Urbanismo, Teresa Pozuelo se han reunido este mediodía con  el secretario autonómico de Vivienda y Función Social;  César Jiménez y la directora general de Emergencia habitacional, Pura Peris, con objeto de abordar la situación que padecen veinte familias inquilinas de un céntrico edificio de Riba-roja.

Tanto el alcalde como la concejal se reunieron el pasado sábado con los representantes de las  familias afectadas que han recibido un aviso por parte de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria, Sareb, para ser desalojados de sus viviendas.

El Ayuntamiento ha trasladado a los responsables autonómicos el expediente para que sea estudiado técnicamente y pueda buscarse una solución satisfactoria y coordinada entre las diferentes administraciones y los vecinos afectados. Los responsables de Vivienda han manifestado que están en contacto permanente con la Sareb y que el hecho de estar al día con los pagos y con los contratos en vigor juega a su favor.

El pasado 16 de noviembre tras ser avisados por la Sociedad y posteriormente por el Juzgado número 3 de Lliria, los vecinos aportaron toda la documentación que acredita la validez de los contratos de alquiler con la misma. En ese momento, el Ayuntamiento se preocupó por el caso e inició conversaciones con la Sareb para lograr una mediación y soluciones al problema, sin obtener de momento ninguna respuesta favorable a los intereses de las familias.

Tras la vista con el juez a principios del mes de febrero y a la espera de la resolución judicial, el Alcalde ha anunciado que se reunirá el próximo miércoles con el vicepresidente y conseller de Vivienda, Rubén Martínez Dalmau, “para hacer frente a lo que consideramos una injusticia con familias de nuestro municipio que, teniendo todo en regla, pueden acabar en la calle” ha afirmado Raga, avisando que en cualquier caso “el Ayuntamiento no los va a dejar en ningún momento desamparados”.

Según ha explicado el alcalde, las familias cuya documentación avalaría la legitimidad de su condición de inquilinos, están viviendo “una pesadilla en un momento de máxima dificultad social por culpa de la pandemia”. Así, Raga ha trasladado a los representantes de las familias y uno de los abogados presentes en el encuentro que el consistorio recurriría a todas las herramientas jurídicas a disposición y que se les informaría de cualquier avance logrado.