Menu Screen Reader

Menu Utilidades

Elegir Idioma

  • Imprimir
  • Contactar

Buscador

8

ORIENTACIÓN AL USUARIO

Está usted en:
  • Imprimir

El servicio de atención psicológica municipal atendió a 1364 personas durante el estado de alarma

El Ayuntamiento de Riba-roja contrató tres psicólogas y una terapeuta.

'POLÍTICAS INCLUSIVAS, DERECHOS SOCIALES Y MAYORES' 23 de junio de 2020

La crisis sanitaria que hemos vivido ha provocado que un gran número de personas hayan necesitado de un apoyo y atención psicológica para manejar el estrés y las situaciones de malestar derivadas de las diferentes realidades que generó esta pandemia.

Por ello, el Ayuntamiento de Riba-roja impulsó, tras decretar el Gobierno el decreto del estado de alarma, un servicio de atención psicológica para adultos y jóvenes, con objeto de ayudarles en la gestión emocional provocada por la situación de alerta social y sanitaria derivada de la crisis del Covid 19.

Durante este tiempo, el servicio de atención psicológica municipal ha atendido a 1.317 adultos, mientras que la atención a jóvenes ha sido de 47 personas. Actualmente y tras la entrada de la denominada “nueva normalidad” el servicio ha quedado suspendido.

Este servicio telefónico de atención psicológica ha sido atendido de lunes a domingo de 8 a 22 horas por tres psicólogas y y una terapeuta con experiencia y conocimiento en las diferentes áreas de atención, con amplia experiencia y formación en personas mayores y con personas con discapacidad y problemas de salud mental, la población más vulnerable.

Se ha atendido especialmente a personas mayores, que como consecuencia de la situación, han visto acuciado su sentimiento de soledad, jóvenes con estados de ansiedad por los estudios, familias desbordadas por tener que compaginar trabajo y cuidado de hijos y otras personas a las que les ha sobrepasado el miedo, el estrés y la ansiedad. Estas profesionales han seguido en todo momento un protocolo de asistencia con plena garantía de confidencialidad profesional.

Las profesionales han marcado diferentes pautas según los casos, pero con patrones similares como a establecer rutinas con objeto de sobrellevar la ansiedad, convertir el ocio en actividades en el domicilio, fomentar hábitos como la lectura, los crucigramas

“Se ha atendido principalmente a personas en situación de vulnerabilidad; enfermos y familiares en casa, población en aislamiento/cuarentena, familiares de fallecidos por coronavirus, personas mayores en soledad, personas con discapacidad a sus familias”, asegura la concejal de Políticas Inclusivas, Lola Verdeguer, quien ha matizado “la ayuda de profesionales ha sido clave para poder superar esta situación extraordinaria que hemos vivido”.