Menu Screen Reader

Menu Utilidades

Elegir Idioma

  • Imprimir
  • Contactar

Buscador

9

ORIENTACIÓN AL USUARIO

Está usted en:
  • Imprimir

Riba-roja evita 297 toneladas de emisiones de CO2 gracias al reciclaje de ropa en el año 2019

El pasado año se recogieron 93.744 kilos de ropa en el casco urbano y urbanizaciones, un 43,72 respecto a 2016.

'MEDIO AMBIENTE' 17 de febrero de 2020

Riba-roja de Túria es actualmente el municipio de la comarca Camp de Túria que más ropa recicla por habitante según los datos obtenidos por las dos organizaciones que operan en el municipio. El balance del año 2019 ha resultado realmente positivo en relación con los objetivos medioambientales del Ayuntamiento de Riba-roja. En total se ha logrado recoger un total de 93.744 kilos de ropa, un 43,72% más que en 2016.

Según los últimos datos, el reciclado y la reutilización de ropa usada a través de las entidades Koopera-Cáritas y Fundación Humana ha permitido la reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2) en 297 toneladas, cifra que supera por 31 toneladas el ahorro logrado en el año 2017.  

Estos puntos de recogida selectiva están situados en Carretera Valencia cruce con Calle Proyecto 17; Carretera Vilamarxant cruce con Calle Generalitat;  Calle Capella Teresí; Avenida del Túria 10 Urbanización Santa Mónica; Calle Cronista Cerveró cruce con Isabel la Católica;Avenida de la Pau 74; Calle l’Alcoià; Calle Doctor Fleming cruce con Calle Luis Vives;  Avenida de la Paz 74;  Masía de Traver, Esla s/n; Calle Joaquín Rodrigo cruce con Avenida de los Naranjos, Urbanicación La Reva;  Calle Pobla de Vallbona 11; Calle Mayor cruce con Calle Lepanto; Ecoparque Carretera Ribarroja-Loriguilla CV-374 P.I. 63 Parcela 40.

Entre las dos entidades se ha logrado recoger un total de 93.744 kilos de ropa, cifra que supone un  incremento de 11.301 kilos respecto al año anterior y sitúa a Riba-roja de Turia entre los municipios que más kilos de ropa por habitante reciclan de toda la provincia de Valencia.

Este proyecto se conforma en base a dos objetivos fundamentales: el primero, de tipo social, consiste en la creación de empleo estable y de calidad, acorde con la economía verde;  el segundo es ecológico, ya que esta reducción de las emisiones de dióxido de carbono supone un beneficio medioambiental evidente. Además, este reciclaje también supone un ahorro muy significativo de agua, ya que solamente en la producción de una camiseta se utilizan 2,700 litros de agua. Además, el 95% de la ropa que no usamos puede ser reciclada o recuperada, de manera que este tipo de proyectos adquieren un valor fundamental.

El destino de todas las prendas de ropa usada es, en gran parte, la reutilización en España y exportación principalmente a África, aunque en menor medida las prendas también son vendidas a empresas de reciclaje textil y a centros de tratamiento de residuos para su disposición final.

El alcalde de Riba-roja, Robert Raga ha subrayado el compromiso de Riba-roja con el medio ambiente, “Las cifras desprenden que en los últimos años existen una mayor concienciación de los ciudadanos respecto a dar una segunda vida a las prendas que no utilizamos, reduciendo las emisiones de CO2,  al mismo tiempo que contribuimos a generar trabajo a los colectivos en riesgo de exclusión social que trabajan en el proceso”.