Menu Screen Reader

Menu Utilidades

Elegir Idioma

  • Imprimir
  • Contactar

Buscador

8

ORIENTACIÓN AL USUARIO

Está usted en:
  • Imprimir

Riba-roja fusiona el arte del bailarín José Huertas con la cultura visigoda en el homenaje al Dux Tebdemir y Teodora

El ayuntamiento organiza actividades para acercar su figura al gran público.

'PATRIMONIO Y TURISMO' 6 de septiembre de 2019

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha organizado una fiesta para el próximo fin de semana donde fusionará la danza del conocido bailarín y coreógrafo José Huertas con varias expresiones enraizadas en la cultura visigoda en el homenaje al Dux Tebdemir, un alto cargo con rango de duque que habitó la localidad durante el siglo VII y que se encargó de firmar el Tratado de Tudmir con los musulmanes durante la conquista.  

El encuentro histórico y lúdico tendrá lugar desde hoy viernes 6 de septiembre  hasta el domingo 8 en el casco antiguo de Riba-roja de Túria -en los alrededores del Castell y la cisterna de estilos árabes- donde los visitantes podrán disfrutar de un amplio abanico de actividades, talleres y propuestas enfocadas tanto a los pequeños como a los adultos en un intento por acercar la figura del máximo dirigente visigodo y su mujer Teodora durante la época de esplendor máximo en buena parte de la costa mediterránea.

La danza del conocido bailarín José Huertas, con una carrera artística prolífica junto a artistas como Antonio Gades hasta iniciar un camino en solitario con compañía propia, será un ingrediente capital para dar una visión cuidadosa desde la danza española de reminiscencias flamencas hasta fusionarse con la cultura visigoda que durante tantos años habitó la localidad donde el Pla de Nadal y el yacimiento de València la Vella constituyen el tesoro que perdura actualmente en Riba-roja. El acto central se celebrará a las 13 horas del sábado en el patio del castillo, emblema de los árabes. En el espectáculo “Hispania”, Huertas estará acompañado de la coreógrafa y bailarina, ayudante de dirección del ballet, Marta Fernández

La III Gran Fiesta del Dux acogerá un mercado visigodo que ocupará los alrededores de los principales monumentos del núcleo histórico con tenderetes dedicados a la cerámica, talleres de pintura, artesanos que escenificarán los oficios y las profesiones de la época visigoda, además de espacios para la diversión, el ocio y una ludoteca para los pequeños donde podrán adentrarse en una época diferente. Los talleres infantiles tratarán vertientes como la numismática, la orfebrería y los trajes visigodos con un afán por divulgar las formas de vida en una ciudad que los visigodos convirtieron en epicentro.

La gastronomía ocupará un espacio privilegiado durante los tres días de la Festa del Dux con platos, menús y comida elaborados a partir de los ingredientes que se usaban durante la época visigoda coincidiendo con las VIII Jornadas Gastronómicas de Riba-roja “Del Tros al Plat i l’exquisit mediterrani” donde participan varios establecimientos y restaurantes del municipio que ofrecerán un abanico completo a los visitantes. Incluso, se ofrecerá un taller de gastronomía visigoda el domingo a las 12 horas.

Un conocimiento sobre los mayores exponentes arquitectónicos y monumentales se plasmará mediante visitas guiadas al Pla de Nadal en el que el ayuntamiento está dedicando recursos económicos y humanos para profundizar en su importancia, con una riqueza notable ya que allí vivió el Dux Tebdemir y su mujer durante los años que habitó en Riba-roja de Túria. La visita al Pla de Navidad tendrá lugar sábado y domingo a las 10 de la mañana. València la Vella, el otro yacimiento visigodo, todavía no es visitable

La música también estará presente en las jornadas con varias actuaciones a lo largo de todo el recorrido a lo largo del fin de semana con una gran cita el domingo a los 12:30 horas donde se ofrecerá un concierto de música visigoda en la sala noble del castillo de Riba-roja de Túria que será de entrada gratuita hasta completar el aforo. Será una buena prueba para deleitarse con las expresiones artísticas de la época.

Finalmente, hay que destacar que este año se ha ampliado en más de un 10% el perímetro donde estará ubicado el mercado visigodo y las actividades que se harán en él para admitir la demanda de ediciones anteriores y se han habilitado aparcamientos suficientes para acoger el máximo de visitantes. También hay itinerarios para llegar en bicicleta por el sendero del Parque fluvial del Turia, en dos líneas de metro o por carretera.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha remarcado el carácter “excepcional” de la Fiesta del Dux “por la importancia que para el futuro de nuestro pueblo supuso su figura dentro de una época de máximo esplendor en el mediterráneo y que ahora estamos estudiando en profundidad en los dos yacimientos que todavía se conservan y por eso se trata de rendir un homenaje dedicado a todos los públicos”.

Fotografía: Angelo Belloti