Menu Screen Reader

Menu Utilidades

Elegir Idioma

  • Imprimir
  • Contactar

Buscador

8

ORIENTACIÓN AL USUARIO

Está usted en:
  • Imprimir

Riba-roja aprueba ceder una parcela de 1.958 metros cuadrados en la Generalitat para construir un centro de salud con una inversión de 6 millones de euros

El pleno del ayuntamiento da luz verde al cambio de titularidad de los terrenos que pasarán a la consellería de Sanidad Universal en una zona en pleno auge demográfico y urbanística.

'URBANISMO Y SANIDAD' 7 de septiembre de 2022

El pleno del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aprobado la cesión a a el consellería de Sanidad de una parcela de 1.958 metros cuadrados en la zona de Pacadar de la localidad con el objetivo de construir un nuevo centro de salud. La iniciativa del equipo de gobierno del PSPV ha contado con el apoyo en el pleno del Partido Popular, Podem Riba-roja Pot, Esquerra Unida, Compromís y Ciudadanos, mientras que Vox ha optado por la abstención.

La parcela del futuro centro de salud está clasificada como suelo urbanizable residencial, incluida en el sector S2 del Calvari y cualificada como suelo dotacional asistencial de la red primaria y, por lo tanto, apta para albergar las instalaciones sanitarias. La citada parcela se tendrá que condicionar con todos los aspectos necesarios para que se pueda construir el centro de salud de Riba-roja de Túria y las obras de la cual se financiarán con fondos municipales.

Entre las deficiencias que solucionará el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria hay que destacar la finalización de la urbanización del vial consistente a ejecutar el firme de la calzada, con un ancho aproximado de 7 metros, el desplazamiento de los puntos de alumbrado situados en el interior de la parcela a la acera pública y, finalmente, desmantelar la red de riego existente antes del inicio de las obras puesto que en el futuro no existirán las plantaciones.

Otros de las deficiencias que se acometerán en los próximos meses son la ampliación de la red de saneamiento y de abastecimiento de agua potable hasta la futura acometida de la parcela, extender la red de suministro eléctrico hasta la acometida de la parcela de acuerdo con la potencia que requiera el futuro edificio sanitario y, finalmente, retirar cualquier servidumbre en el interior de la parcela, con la retirada de las farolas, la red de riego y la señalización del carril bici, además del mobiliario urbano y las plantaciones.

El centro de salud de Riba-roja de Túria que se construirá en Pacadar dará servicio a más de 15.000 habitantes, entre los de las urbanizaciones del término municipal y de los barrios de la zona oeste del casco urbano donde se levantará en el futuro. A las futuras instalaciones sanitarias hay que añadir las actuales existentes que se construyeron en 2000 en pleno casco urbano, con deficiencias en los accesos y con un talud en la zona posterior que estrangulaba cualquier capacidad de ampliación. Hay que recordar que el talud se eliminó en 2016 y, además, se mejoraron notablemente los accesos para los pacientes y los usuarios del centro.

El centro de salud de Riba-roja estará dotado con 10 médicos de familia, 3 enfermeras, 1 pediatra, 1 fisioterapeuta, otros 2 auxiliares de enfermería –uno de ellos de rehabilitación-, 1 auxiliar administrativo y, finalmente, 1 celador. El fisioterapeuta y el auxiliar de enfermería de la unidad de rehabilitación están situados, actualmente, en un edificio proporcionado por el Ayuntamiento. Junto al futuro centro de salud de Pacadar se construirá una área de rehabilitación y un punto de ambulancias Samu (Servicio de Atención Médica Urgente).

Los terrenos sobre los cuales se consolidará el futuro centro de salud forman parte de los 50.000 metros cuadrados que obtuvo el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria mediante una compra aprobada por el pleno municipal del pasado año 2021. Los terrenos estaban incluidos en el programa de actuación integrada (PAI) en el cual se preveía la construcción de más de 555 viviendas y que se anuló después del incumplimiento del urbanizador del plan urbanístico.

La consellería de Sanidad Universal invertirá un total de 6 millones de euros en la construcción de las instalaciones sanitarias para cubrir la demanda asistencial prevista. Además, el emplazamiento elegido tiene en cuenta las mejores conexiones y accesos posibles, con una parada del ConectaMetro, una conexión con las rutas ciclo-peatonal que circundan y atraviesan el casco urbano y se completará con un aparcamiento de vehículos en la zona.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha afirmado que el futuro centro de salud “dotará en nuestro municipio de las instalaciones sanitarias adecuadas con el crecimiento y la expansión experimentada durante los últimos años, de forma que se cubrirá la demanda existente y se resolverán las deficiencias de espacio y recursos humanos que sufren las actuales instalaciones del centro de salud, con una inversión histórica en términos sanitarios”.