Menu Screen Reader

Menu Utilidades

Elegir Idioma

  • Imprimir
  • Contactar

Buscador

8

ORIENTACIÓN AL USUARIO

Está usted en:
  • Imprimir

Riba-roja de Túria, incluida en el Plan de Movilidad Ciclopeatonal de la Diputación

Cuenta con 97 actuaciones, 132 kilómetros de vías y más de 36 millones de inversión.

'VIA PÚBLICA' 8 de junio de 2017

La Diputación de Valencia ha presentado el Plan de Movilidad Ciclopeatonal, uno de los proyectos más ambiciosos con una inversión prevista de 36,6 millones de euros y 97 actuaciones en todas las comarcas, con el objetivo de mejorar la seguridad de peatones y ciclistas en el marco de la movilidad sostenible.

Para el presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, “este es un plan ambicioso que huye del cortoplacismo político y traza un mapa de actuaciones en 14 comarcas, con el fin de conectar núcleos urbanos cercanos, municipios con polígonos, estaciones y urbanizaciones o vías de la Diputación con redes ciclopeatonales de otras administraciones”.

El plan con 22 actuaciones ejecutadas o en marcha y otras 14 proyectadas, de las 97 que contempla este mapa de ciclopeatonales, actuará en 132 kilómetros de vías y dará respuesta a problemas de seguridad vial de los municipios de la provincia, algunos perpetuados durante más de 20 años. Esos puntos de conflicto, con accidentes y víctimas mortales, comienzan a resolverse con estas vías que conectan municipios y personas, aportando seguridad a trayectos que habitualmente se han tenido que hacer a pie o en bicicleta en vías con tráfico denso y arcenes poco espaciosos o inexistentes.

En Riba-roja, la Diputación ya actuó conectando con un recorrido de 2,5 kilómetros que atraviesa el casco urbano para enlazar con los más de tres kilómetros de carril bici que, en paralelo a la CV-370, comunica las urbanizaciones de Valencia la Vella, La Llobatera y Masía de Traver con el casco urbano. Una inversión de 125.194,72 euros procedentes del Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles impulsado por la Diputación de Valencia.

Movilidad segura y sostenible.

El titular de Carreteras, Pablo Seguí, ha explicado los detalles de un plan que, contemplando el horizonte de 2025 para completar la red intercomarcal, ha realizado “un diagnóstico en profundidad del territorio para dotar a las carreteras de la Diputación de un plus de movilidad segura y sostenible”. “La intención es, además, facilitar y promover el uso del transporte no motorizado en trayectos que pueden realizarse a pie o en bicicleta”, ha añadido Seguí.

Para dotar a estos nuevos espacios de la seguridad necesaria, “deben estar separados físicamente de las carreteras, de manera que no puedan ser invadidos por los vehículos”. Algunos de ellos ya están en servicio, como las vías ciclopeatonales del Mareny, Llíria, Fontanars, Riba-roja o Rafelguaraf, otras están proyectadas, y el resto, para llegar a todas las comarcas valencianas, se irán redactando y proyectando en los próximos meses.

En el caso de Riba-roja está en proyecto la via ciclopeatonal que conectará el casco urbano con el Molinet y Santa Mónica en 2018.

En cifras, hay 22 actuaciones ejecutadas, en ejecución o en licitación, con una inversión de 4,6 millones de euros; 14 actuaciones en proyecto de construcción, con un coste previsto de 6,7 millones de euros, y 61 actuaciones propuestas, con algo más de 95 kilómetros de ejecución y un presupuesto aproximado de 25,3 millones de euros.

En la financiación de este Plan de Movilidad Ciclopeatonal, además de las partidas directas previstas por la Corporación a través del área de Carreteras, hay una segunda vía en la que ya trabaja el área de proyectos Europeos que dirige Bartolomé Nofuentes, que se ha implicado en el proyecto con la búsqueda de inversión europea.