Menu Screen Reader

Menu Utilidades

Elegir Idioma

  • Imprimir
  • Contactar

Buscador

8

ORIENTACIÓN AL USUARIO

Está usted en:
  • Imprimir

Riba-roja incrementará la vigilancia para garantizar el cumplimiento de las nuevas medidas de control ante el Covid

La Policía Local pondrá el foco desde hoy en los locales de ocio y restauración así como en las zonas de mayor afluencia.

'SANIDAD Y SEGURIDAD CIUDADANA' 18 de agosto de 2020

La entrada en vigor de las nuevas medidas de prevención contra la propagación del Covid19 han puesto en alerta al Ayuntamiento de Riba-roja, que intensificará sus acciones con objeto de garantizar su cumplimiento.

El alcalde de Riba-roja, Robert Raga, ha convocado esta mañana a la Comisión de Seguimiento del Covid para evaluar las nuevas restricciones y establecer un protocolo de seguimiento y vigilancia de las nuevas medidas que afectan especialmente a los establecimientos de hostelería y restauración, terrazas y bares. En este sentido, el consistorio informará detalladamente a lo largo del día a los establecimientos comerciales afectados por la nueva normativa.

Paralelamente, la Policía Local, en coordinación con la Guardia Civil, vigilará especialmente las terrazas, así como las zonas públicas más frecuentadas especialmente por jóvenes, o aquellas en las que se da mayor afluencia de ciudadanos. Esta medida se suma a la prohibición municipal de baño en el río Túria como acción de contención de la transmisión de la enfermedad

Según establece el decreto de nuevas medidas que entran hoy en vigor, acordadas en el Consejo Interterritorial de Sanidad formado por el Gobierno y las comunidades autónomas, los establecimientos deberán cerrar sus puertas a las 1.00h como máximo, sin que puedan admitirse nuevos clientes a partir de las 00:00h

No se permitirá el consumo colectivo o en grupo, de bebidas en la calle o en espacios públicos, popularmente conocido como “botellón”. Se suspende la actividad en discotecas, salas de baile, karaoke y bares de copas con y sin actuaciones musicales.

Asimismo se deberá garantizar una distancia mínima entre mesas o agrupaciones de mesas de 1,5 metros, con un máximo de 10 personas por mesa o agrupación de ellas.

Respecto al consumo de tabaco, no se podrá fumar en la vía pública, terrazas, playas u otros espacios al aire libre, cuando no se pueda respetar la distancia mínima interpersonal de, al menos, 2 metros. Esta limitación será aplicable a otros dispositivos como, pipas de agua, cachimbas, o cigarrillos electrónicos.

Se establece un máximo de personas por grupo en reuniones familiares o sociales, en espacios privados, de hasta 10 personas y la afluencia en eventos no podrá ser superior a 400 personas.

Las restricciones afectan también a las residencias y centros sociosanitarios. En este ámbito, quedan limitadas las visitas a una persona por residente, con una hora de duración máximo por visita y se limitan al máximo las salidas de las personas residentes en los centros sociosanitarios.

La nueva orden recoge también la realización de cribados con PCR en grupos específicos, en aquellas poblaciones de riesgo o potencialmente expuestas.

El alcalde de Riba-roja, Robert Raga, ha apelado a la responsabilidad de vecinos y propietarios de establecimientos,  “es necesario evitar la transmisión del Covid con el cumplimiento de estas medidas si queremos evitar otras restricciones más severas que tendrían un impacto negativo sobre la economía”. Raga ha matizado, “ya estamos trabajando sobre otros protocolos de seguridad de cara al inicio del curso escolar, con el fin de garantizar una incorporación con garantías de todos nuestros escolares”