Menu Screen Reader

Menu Utilidades

Elegir Idioma

  • Imprimir
  • Contactar

Buscador

8

ORIENTACIÓN AL USUARIO

Está usted en:
  • Imprimir

Riba-roja protegerá a la población con la instalación de desfibriladores a los centros educativos y edificios públicos

Los 15 nuevos dispositivos se suman a los 8 existentes.

'SANIDAD' 25 de febrero de 2021

El Ayuntamiento de Riba-roja instalará en los próximos días quince desfibriladores en los centros escolares del municipio y en diferentes edificios municipales. Así, se dotará de estos dispositivos de emergencia al CEIP Mas d´Escoto, CEIP Eres Altes, CEIP Cervantes, Colegio Asunción de Nuestra Señora, Escuela Infantil Riu Túria, CEIP Camp de Túria, IES El Quint, IES Pla de Nadal, Casa de la Cultura-Auditorio, Centro de Información Juvenil, Campo de Fútbol de La Reva, Parque Maldonado, Centro Sociocultural La Cebera y el edificio consistorial.

El Ayuntamiento de Riba-roja ya instaló en 2019 desfibriladores en todos sus edificios deportivos. El Estadio Municipal Roberto Gil, el Campo de Fútbol, el Trinquet Municipal, el Pabellón, el Complejo Deportivo La Mallà y el Polideportivo, que da servicio a las pistas polideportivas de tenis, de pádel y la sala cubierta, fueron dotados de dispositivos de emergencia con objeto de dar una respuesta rápida y adecuada ante cualquier emergencia cardiovascular.

La fibrilación ventricular es la causa mas frecuente de muerte súbita. Estos aparatos, indicados para casos de parada cardiaca, pérdida de conciencia y fibrilación ventricular, restablecen el ritmo cardiaco normal mediante la aplicación de una descarga eléctrica.

El desfibrilador externo semiautomático es un aparato electrónico portátil que diagnostica y trata la parada cardiorrespiratoria cuando es debida a la fibrilación ventricular (cuando el corazón tiene actividad eléctrica pero sin efectividad mecánica) o una taquicardia ventricular sin pulso (cuando hay actividad eléctrica y en este caso el bombeo sanguíneo es ineficaz) restableciendo un ritmo cardiaco efectivo eléctrica y mecánicamente.

Esta diseñado y pensado para ser utilizado por personal no sanitario, de tal forma que siguiendo sus instrucciones se colocan los electrodos en el paciente y el aparato, tras determinar el tipo de ritmo cardiaco, aconseja a los asistentes separarse para emitir la descarga eléctrica, o bien, aconseja realizar compresiones torácicas.

Los desfibriladores estarán ubicados en el interior de las dependencias municipales, de tal forma que cualquier usuario que lo necesite en caso de emergencia pueda acceder a él, pero también podrá ser usado en caso de emergencia en el radio de ubicación del mismo.

El concejal de Promoción de la Salud, Javier García asegura que “es importante que toda la población sepa que este tipo de dispositivos pueden ayudar a salvar una vida en el caso de que se produzca una parada cardiorrespiratoria, antes de que lleguen los equipos de emergencias”. “Son muchas las personas, escolares, jóvenes y mayores que diariamente hacen uso de estas instalaciones, por lo que se hace necesaria su instalación”, señala.