Menu Screen Reader

Menu Utilidades

Elegir Idioma

  • Imprimir
  • Contactar

Buscador

8

ORIENTACIÓN AL USUARIO

Está usted en:
  • Imprimir

Jorge Lens Leiva guanya el Premi Internacional de Fotografia E CA de Riba-roja de Túria

Claudio Chust i Cecilia Coca obtenen el segon premi i el jove, respectivament, d'un certamen al qual s'han presentat 1.000 propostes.

Els 100 finalistes formaran part d'una exposició entorn de les ‘Naturaleses contradictòries’ del lema, que s'inaugura el dijous 27 d'octubre en l'Espai d’Art Contemporani El Castell de Riba-roja de Túria.

'PATRIMONI - ECA' 24 d'octubre de 2022

Jorge Lens Leiva es el ganador del Premio Internacional de Fotografía E CA de Riba-roja de Túria (València), dotado con 5.000€, por su imagen ‘El jardín olvidado’, en la que el artista recoge “lo delirante, el realismo mágico, lo incomprensible, lo ingenioso, el caos, la vida misma”, según sus propias palabras.

“El mundo, la naturaleza, la sociedad, el ser humano es contradictorio y me encanta poder ser testigo de este absurdo, de ese punto de contradicción que todos tenemos, de esa pizca de sorpresa que asombra y de esos instantes surrealistas que se cuelan ante nuestros ojos”, añade Lens Leiva con respecto a su obra.

Claudio Chust Baviera ha logrado el segundo premio, dotado con 3.000€, por su fotografía ‘La maraña’. “Cuando leí el tema de la convocatoria del concurso, me vino enseguida el flash de la foto de Pinedo con sus monstruosas grúas del puerto de Valencia al fondo”, explica el autor de la imagen.

Cecilia Coca se alza con el Premio Joven de 2.000€ por una fotografía titulada ‘El paisaje’, que la artista justifica de la siguiente forma: “Parece que el paisaje preexista a nuestra consciencia. Es, para nosotros, una simple representación visual de la naturaleza. Lo que me interesa trabajar desde la fotografía es la construcción cultural que produce esta imagen-paisaje”.

También habrá un último premio de 1.000€ a la obra designada por votación popular, una vez concluya la exposición ‘Naturalezas contradictorias’ que hasta enero permanecerá en el Espai d’Art Contemporani E CA de Riba-roja, que se inaugura el jueves 27 de octubre.

El Premio Internacional de Fotografía E CA de Riba-roja de Túria, organizado por el Ayuntamiento de Riba-roja en colaboración con la Generalitat Valenciana y el Institut Superior D’Ensenyances Artistiques (ISEACV), y que está coordinado por la revista de artes visuales y cultura contemporánea MAKMA, nace con la intención de recoger plásticamente esa naturaleza contradictoria en imágenes. Las 1.000 propuestas recibidas a concurso proceden principalmente de València, Madrid y Barcelona, además de otros puntos de la geografía nacional, aunque sorprende igualmente la participación internacional, tanto de Europa (Alemania, Italia y Bélgica) como de Estados Unidos y países latinoamericanos, desde México a Brasil, pasando por Colombia, Argentina y Ecuador.

El jurado de esta primera edición ha estado conformado por Claude Bussac, directora de PHotoEspaña; Ana Teresa Ortega, Premio Nacional de Fotografía 2020; Pep Benlloch, fundador de la galería Espaivisor y director del Master en Fotografía de la Universitat Politècnica de València; Paco Caparrós, fotógrafo e investigador de la imagen, y director del ECA, y Salva Torres, periodista cultural y director de MAKMA.

Para Claude Bussac, presidenta de dicho jurado, esta primera convocatoria “ha sido todo un éxito, tanto por la cantidad de fotografías recibidas como por su acercamiento al tema propuesto. Las fotografías ganadoras dan no solamente un valioso testimonio visual, sino que demuestran cómo la fotografía puede ser una herramienta poderosa para generar reflexiones y cuestionar nuestro mundo. El premio joven, por otro lado, demuestra mucha originalidad, realizado en un lenguaje contemporáneo”.

“Las fotografías premiadas”, afirma Ana Teresa Ortega, “despiertan interés por su sentido crítico, a la vez que son representaciones creativas con gran carga simbólica. Son imágenes que nos interpelan y nos cuestionan los límites del paisaje sugiriendo diferentes y nuevos niveles de significado más allá de lo que a simple vista vemos: los márgenes urbanos, el paisaje como desecho, la contaminación de los lugares usados como áreas de descanso y disfrute dejan al espectador espacios para la reflexión y esto lo consideramos fundamental. Estas exploraciones paisajísticas se alejan de la fotografía concursística, guiada más bien por una preocupación formalista y un uso manierista de la técnica que hoy consideramos obsoleto”.

Según Pep Benlloch, el concurso del E CA de Riba-roja de Túria “ha sido un éxito de participantes y de calidad de los trabajos presentados”, al tiempo que resalta la importancia de un proyecto “que tiene mucho futuro y puede evolucionar para convertirse en una de las propuestas más interesantes para la fotografía en nuestro país. Es muy significativo que una localidad como Riba-roja tenga la sensibilidad por apostar por la fotografía”.

Paco Caparrós, por su parte, insiste en el éxito de participación y de calidad de las fotografías presentadas al concurso, bajo el lema ‘Naturalezas contradictorias’ “que ha obligado a los creadores a profundizar en la contradicción como elemento sustancial de la existencia misma”. “Este evento será, sin duda, una de las propuestas fotográficas más importantes a nivel nacional e internacional en los próximos años, potenciando el análisis y la creatividad de los artistas, acercando el pensamiento crítico y las diferentes miradas a los espectadores”, subraya el director artístico del E CA.

Salva Torres resalta igualmente el hecho de que se hayan presentado nada menos que un millar de fotografías, “avalado además por el interés de las propuestas presentadas en torno a las ‘Naturalezas contradictorias’ del lema propuesto. “La suma de buena factura técnica y excelente traducción plástica, junto a la reflexión que motivan las propuestas fotográficas, sirven de refrendo a un premio que nace con vocación de seguir creciendo en el futuro”.

En el centenar de fotografías que conforma la muestra, se puede observar el fructífero diálogo entre lo bello y lo siniestro, el orden y el caos, los paisajes claros y luminosos junto a los más difusos y sombríos, lo mayestático y lo minúsculo, la grandeza de la tierra y sus miserias. Todas ellas dando pie a reflexiones en torno a las contradicciones que habitan en esa naturaleza exterior, sin duda equiparables a las de nuestra propia naturaleza interior.

El espectador se encontrará, así, con un conjunto de imágenes que, a través de la mirada plástica de los artistas y de los encuadres dispuestos para la construcción del relato de esas contradicciones, alimentan la reflexión acerca de una naturaleza actualmente en el punto de mira de los debates más enconados.