Menu Screen Reader

Menu Utilidades

Elegir Idioma

  • Imprimir
  • Contactar

Buscador

8

ORIENTACIÓN AL USUARIO

Está usted en:
  • Imprimir

El Consorcio Valencia Interior pone en marcha un proyecto pionero de economía circular con los restos de poda en el ecoparque de Riba-roja

La entidad regala compost procedente de los residuos verdes a las personas usuarias de los ecoparques.

'MEDIO AMBIENTE' 4 de diciembre de 2020

El Consorcio Valencia Interior, que gestiona los residuos del Rincón de Ademuz, la Hoya de Buñol- Chiva, la Plana Utiel-Requena, Camp de Túria y La Serranía, ha puesto en marcha un proyecto pionero de economía circular en su red de ecoparques con el que pretende servir de ejemplo de las buenas prácticas medioambientales. Se trata de un programa mediante el cual se premia a las personas que depositan correctamente sus residuos en los ecoparques con la entrega de una bolsa de compost de alta calidad procedente de los restos de poda que gestiona el propio consorcio. Con ello se pretende dar visibilidad a los pasos que está dando el CVI en materia de economía circular, que implica la reducción de los residuos y el convencimiento de que los residuos no son residuos, sino recursos.

El presidente del CVI y alcalde de Riba-roja, Robert Raga, ha señalado esta mañana la importancia de predicar con el ejemplo “ya que en el Consorcio somos conscientes de que hay que dar pasos adelante y desarrollar políticas novedosas que pongan el foco en la verdadera economía circular, y ésta es una de ellas”.

Raga ha insistido en la necesidad de ir cambiando la mentalidad y “avanzar hacia la economía circular en detrimento de la actual economía líneal, donde los residuos se conviertan en recursos y donde mostrar que con los restos verdes se genera compost de buena calidad, que ese abono va a parar a los jardines de las propias viviendas del consorcio, a los campos, la vuelta a la tierra, al arraigo, a los recursos naturales…”. Según ha explicado, el CVI recoge anualmente 20.000 toneladas de poda, de las cuales se obtiene en torno a 8.000 toneladas de compost que vuelven al sistema en forma de abono y que ahora se entrega gratuitamente a la ciudadanía.

Por el momento, la entrega de compost se realiza en cuatro ecoparques de Camp de Túria: la Pobla de Vallbona, Bétera, Llíria y Riba-roja de Túria y va a empezar en breve en Utiel y Requena. El presidente ha insistido en que para que se pueda producir compost de calidad con los restos de poda es muy importante que los servicios municipales depositen estos restos sin bolsas de plástico. “Los municipios deben saber que la presencia de materiales impropios supone una notable complicación en el tratamiento de estos residuos y limita las posibilidades de reciclado y valorización de estos materiales”, ha resaltado.

Por ello, hace hincapié en que los responsables públicos adopten medidas que mejoren esta recogida separada de los residuos verdes, como puede ser la sustitución de bolsas de un solo uso por bolsas de rafia reutilizables para la recogida, el vaciado de bolsas en el momento de la recogida o la segregación de las podas de palmera en hatos… “Con ello se garantizan mejores resultados ambientales que redundan en el beneficio de toda la ciudadanía”, ha concluido.