Menu Screen Reader

Menu Utilidades

Elegir Idioma

  • Imprimir
  • Contactar

Buscador

8

ORIENTACIÓN AL USUARIO

Está usted en:
  • Imprimir

Riba-roja firma el hermanamiento con el pueblo saharaui Ben Zaran (Dajla)

(1)
En virtud de este acuerdo ambos pueblos trabajarán conjuntamente por una solución justa y pacífica del conflicto que les permita volver a su tierra tras cuatro décadas.

'INCLUSIÓN Y DERECHOS SOCIALES' 14 de febrero de 2019

Con el hermanamiento con Ben Zaran (Dajla), el Ayuntamiento de Riba-roja ha dado cumplimiento al acuerdo plenario del pasado 2 de julio. Esta iniciativa, fruto de la propuesta de Esquerra Unida-Acord Ciutadà, fue aprobada con los votos a favor del PSOE, Compromis, Partido Popular y Riba-roja Puede y la abstención de Ciudadanos.

Una delegación municipal, encabezada por el concejal de Inclusión y Derechos Sociales, Rafa Gómez Muñoz y la concejal de Igualdad, Lola Verdeguer se han desplazado al Sahara Occidental para firmar este compromiso que intensificará los lazos de cooperación Internacional entre ambos pueblos.

El acuerdo de hermanamiento fue suscrito por el concejal de Inclusión y Derechos Sociales de Riba-roja de Túria, Rafael Gómez Muñoz, y el alcalde de Birenzarán (RASD) D. AbdalaheMahfudAhmedsalem.

En virtud de este acuerdo, Riba-roja apoyará al pueblo saharaui en su justa lucha contra el expansionismo y la agresión marroquí, así como en su derecho a la autodeterminación.

Asimismo, respaldará las iniciativas tendentes a una solución justa, pacífica y duradera, cooperará en el desarrollo de las relaciones socioculturales, económicas y turísticas y mantendrá vínculos de solidaridad, paz y bienestar entre ambos pueblos.

“Esta acción supone el inicio de una serie de actividades que fomentarán las relaciones entre Riba-roja y Ben Zarán, desde el ideal de solidaridad, entre los vecinos y vecinas de ambos pueblos, al mismo tiempo que pretende visibilizar la gran fuerza, capacidad de lucha y solidaridad de las personas refugiadas”, asegura el concejal de Inclusión y Derecho Sociales, Rafa Gómez.

Después de más de 42 años, según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) unos 173 mil refugiados saharauis conviven en cinco campos de Tinduf (Argelia) en mitad del desierto soportando temperaturas superiores a los 50ºC en verano y tormentas de arena que destruyen sus jaimas y casas de adobe.  Estas condiciones climatológicas se vuelven aún más duras debido a la escasez de fondos que no permite dar a los refugiados la suficiente cantidad de agua potable, comida o servicios básicos como una atención médica y nutricional adecuada. Quienes más sufren estas carencias son los niños, las mujeres embarazadas y lactantes, los enfermos y las personas mayores.

En el texto de la moción debatida en pleno denunciaba el absoluto abandono internacional, durante cuatro décadas a una población en una situación muy precaria y necesitada de la colaboración externa.

Riba-roja de Túria ha colaborado históricamente con la Asociación "Ayuda en los Pueblos" con la acogida de niñas y niños en épocas estivales.

La crisis económica, entre otras, hizo que poco a poco esta colaboración se difuminara, mientras la población saharaui aumentaba su precariedad.