Menu Screen Reader

Menu Utilidades

Elegir Idioma

  • Imprimir
  • Contactar

Buscador

8

ORIENTACIÓN AL USUARIO

Está usted en:
  • Imprimir

Riba-roja trabajará de forma coordinada con la Sareb y la Generalitat la compra de vivienda pública en el municipio

El alcalde de Riba-roja, Robert Raga se reúne con los responsables de la entidad para coordinar una solución definitiva para las 18 familias afectadas.

'URBANISMO' 15 de febrero de 2021

El alcalde de Riba-roja, Robert Raga ha asistido esta mañana a una reunión junto a los alcaldes de Torrent, Jesús Ros y Alfafar, Juan Ramón Adsuara, convocada por el vicepresidente del Consell y conseller de Vivienda, Rubén Martínez Dalmau con la Sareb, la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria.

A la reunión ha asistido, de forma telemática, el director de RSC de la Sareb, Gaspar Palenzuela quien ha destacado la necesidad de coordinación con la Administración para  buscar soluciones consensuadas que satisfagan a todas las partes.

En la reunión, el alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga ha trasladado al responsable de la Sareb su preocupación ante “la necesidad de crear vivienda pública en el municipio ante la gran demanda de jóvenes y familias” y le ha alentado a “ajustar los precios al un valor real que esté al alcance de las familias”.

Raga ha informado que se canalizará a través de la Agencia Municipal de la Vivienda, con objeto de buscar soluciones definitivas a las personas afectadas y facilitar el acceso a la vivienda a nuevas familias.

El vicepresidente ha abogado por “un trabajo conjunto ente las Administraciones que evite que se repitan las crisis ocurridas en Torrent, Alfafar y Riba-roja, que aunque ya están solucionadas a corto plazo requieren de una respuesta definitiva”.

En este sentido se han abordado diferentes fórmulas para solventar a medio y largo plazo problemas como el ocurrido en Riba-roja estos días. Así, una de las opciones que se barajan es la compra pública de viviendas. Esta es una de las líneas estratégicas de la Generalitat que prevé duplicar la vivienda pública para 2030.

Para ello, Dalmau ha anunciado que en breve la Consellería de Vivienda habilitará una línea de ayudas de 10 millones de euros para la adquisición de viviendas por parte del ayuntamiento, ya sea por tanteo o por emergencia habitacional”.

Otra de las soluciones para estas familias cuyas viviendas son propiedad de la Sareb, es la renovación de los contratos de alquiler con opción a compra o la negociación por parte de las familias para adquirir las viviendas a “un precio justo”.

Por su parte, la directora general de Emergencia Habitacional, Pura Peris ha instado a la Sareb a que presente “un  listado de las viviendas que vayan a ser objeto de un requerimiento en los próximos meses y poder avanzarse en la resolución del problema”.

La Sareb ha firmado en el último año 28 convenios de colaboración con las administraciones públicas para aumentar el parque público de viviendas y está previsto que en breve suscriba un acuerdo en Riba-roja para aumentar en cuatro las viviendas públicas.